Collares para gatos

Todos los gatitos son presumidos, por este motivo es necesario que le busques un collar para gatos a tu preciosa mascota. Te presentamos las mejores ofertas y con envíos gratis a tu domicilio. No esperes a que tu gatito pueda presumir!

Collares para gatos

Dentro de los debates más comunes entre los dueños de gatos y los expertos viene con los collares, si causan daño o no a nuestras mascotas y si son recomendables a la hora de adquirir uno. Primero debemos saber si nuestro gato sufre alguna condición médica, en cuyo caso sí se recomienda la utilización de collares, mientras que si es únicamente estético muchos afirman que no es necesario, ya que puede hacer sentir incómodo a nuestro peludo. Algunas de las razones más específicas en las cuales puedes utilizar este accesorio en los gatos son:

Las puertas que se activan mediante un dispositivo en el collar, estas son unas puertas para los que tienen casas con gatos, ya que permite el acceso al exterior, sin preocupaciones de donde podría estar nuestra mascota en determinado momento. Las puertas tienen un dispositivo electrónico o magnético que en contacto con el dispositivo en el collar del gato abre la puerta. Está es una opción recomendada por quienes viven en conjuntos cerrados, donde quizás hay más gatos y se controla el ingreso del gato.

Son más utilizados como una forma de identificación visible, especialmente cuando salen al exterior o está el riesgo de pérdida. Hace más sencillo el proceso de identificación, pero esto ha evolucionado a los microchip, con lo que se puede lograr la identificación de los gatos domésticos de forma sencilla en un veterinario. Existen modelos de collares de gatos que se utilizan para el control de pulgas.

Elegir el mejor collar para gatos

Son dos los aspectos fundamentales a la hora de escoger un collar para gatos, siendo el primero el material de fabricación y como están fabricados, así como la forma en que se lo coloquemos puede ser influyente en su comodidad y felicidad. Lo más importante será la calidad del collar, de un material que no cause irritaciones o caída del pelo, que esté fabricado de la mejor forma, sin extremos afilados y que permita una rápida liberación en caso de que el gato quede atrapado.

Este último aspecto viene porque muchos gatos al sentir el collar intentan sacarselo y pueden quedar atrapados, por lo que sí podemos evitar está situación será ideal. Tampoco puede quedar muy suelto o muy ajustado, ya que puede quedarse enganchado en algo causando algo mayor al no poder soltarse. Hay modelos más elásticos o que al aplicar determinada fuerza pueden desmontarse, siendo de los más recomendados por profesionales para las mascotas.

Con los gatos, es preferible tener un collar que se puedan quitar y perder antes de que tengan un modelo con el que se hagan daño o queden atrapados. Como dueños debemos comprobar el cierre de seguridad antes de colocarlo. Para saber si queda lo suficientemente ajustado debemos poder meter dos dedos entre el cuello del gato y el collar, siendo la medida sugerida. No todos los gatos aceptan utilizar los collares, por lo que podemos acostumbrarlos mientras son jóvenes y vigilarlos durante los primeros días, aunque si lo rechazan lo mejor será utilizar otro método para la identificación.

Arriba