Biberón para gatos

¿Qué bebé no le gusta tomar la leche en biberon? Los bebés gatitos no son la excepción y los primeres meses de vida necesitan tomar leche materna. Nosotros te traemos las mejores ofertas en biberones y con envíos gratis!

Biberón para gatos

En los primeros meses de vida  de los gatos es recomendable el consumo de leche materna, y si no puede ser alimentado por su madre se debe dar biberón con la leche materna, la cual asegura su desarrollo y crecimiento al tener todos los nutrientes necesarios. Los biberones utilizados en este caso deben tener un agujero en la tetina más pequeños que se adapten a las bocas de los cachorros. Aquí deberás estar pendiente si sale muy poca cantidad de leche, procediendo a hacer un corte más grande, aunque se debe tener cuidado de que no salga mucha leche que pueda causar que se ahoguen.

Son varios los factores que debemos considerar

El tipo de leche también es importante, por lo que si la madre de los mismos no puede alimentarlos, la opción más indicada es el biberón con la leche materna de la gata ya que es la única que cuenta con todos los nutrientes y vitaminas que necesitan los cachorros. La leche de gata se vende en tiendas de animales especializadas, en presentación en polvo que se puede mezclar con agua. Para estos casos no se recomienda ni la leche humana o de otro animal, por el hecho de que los gatos tienen un sistema digestivo muy delicado, lo que puede ocasionar problemas digestivos a temprana edad. También se debe proporcionar agua fresca.

La cantidad de leche que necesitan los gatitos diariamente varía dependiendo de su peso corporal y el tiempo de vida. Por ejemplo, los gatos con una semana de vida necesitan unos 13 ml por cada 100 gramos de peso, mientras que durante la segunda semana se necesitan 17 ml de leche materna por cada 100 gramos de peso. En la tercera semana se necesita de unos 20 ml de leche por cada 100 gramos de peso y ya para la cuarta semana es recomendado unos 22 ml por cada 100 gramos de peso. La cantidad de leche se debe repartir en cuatro tomas diarias. Cuando están muy pequeños pueden necesitar comer cada 3 o 4 horas, y a medida que crecen se pueden espaciar más las tomas.

Un hábito natural que podemos implementar las personas

Otra duda frecuente ante cachorros pequeños es la temperatura del alimento. La leche materna debe estar tibia, simulando a la temperatura corporal, y para asegurar de la temperatura y evitar quemaduras, podemos probarla en la piel antes de dar el biberón, evitando molestias en los pequeños. Muchas personas conocen todos estos aspectos a la hora de alimentar a un cachorro pero pocos conocen la forma correcta de colocar el biberón para garantizar que la toma sea correcta.

Lo primero que debemos asegurar en estos casos es que los gatos se atraganten, tragando aire al intentar succionar del biberón, por lo que en todo momento debe haber leche en la tetina. Los cachorros tienen como instinto natural el amasar con las patas delanteras las mamas de su madre para obtener la leche, por lo que si deseas simular eso puedes acercar tu mano o una toalla, para que todo el proceso resulte natural para los pequeños.

Arriba